Discurso de Graduados 2017

REDACTADO POR – CLAUDIA PERDOMO & ANA JUDITH ALMA

BUENAS NOCHES – (SALUDO OFICIAL) (Claudia Perdomo)

Como ven, en la noche de hoy tenemos una responsabilidad compartida, el último reto que Barna nos arrojó: son poco más que conocidas, pero adelante escriban algo juntas. Al tratar de entender como dos personas que no compartimos experiencias en el aula y cuyos estilos no conocíamos podríamos redactar algo juntas, titubeamos inicialmente sobre nuestra capacidad para asumir este último reto. Por suerte, bastaron pocas palabras para concluir que si existía un hilo conductor de nuestras experiencias y que, en definitiva, hoy queríamos cerrar este ciclo compartiendo con ustedes nuestros aprendizajes y puntualizando la importancia y relevancia de aquella noción intangible que llamaban la Transformación Barna, y que hoy se vuelve concreta, real, evidentemente tangible.

Para mí, lo primero que evidencia nuestro paso por los pasillos de Barna es el peso que hoy día arrastra consigo la palabra prudencia. Y para evitar caer en terrenos movedizos de filosofía, prefiero compartirles lo que he visto. He visto como personas que creíamos tener todas las respuestas, hemos sido obligados a detenernos en introspección, a ver primero los sesgos de nuestra propia realidad para luego poder observar los hechos a través de otros lentes. He visto como pasamos de tratar de precipitadamente encontrar las respuestas, a detenernos y entender mejor las preguntas. He observado como asuntos que antes parecían evidentemente blancos o negros, han ido tomando matices de grises. He visto como voces implacables, persistentes y seguras, evolucionamos a oyentes curiosos y atentos, que crecen y se desarrollan al entender con empatía el punto de vista del otro. Hemos vivido juntos la experiencia de respetar opiniones y construir soluciones, a través de argumentar más y discutir menos. Hablo a partir de la observación, como un proceso, ya que ha sido solo a través de los dos años y no gracias a un caso, ni a un profesor en particular, que realmente se ha evidenciado lo que nos predicaban: la posesión de las virtudes son el resultado del hábito. Este hábito que convertimos de vernos, prepararnos, retarnos, empujarnos a dar más, como consecuencia hoy resulta en una ya asumida responsabilidad de tomar decisiones de otra forma, considerando otras variables, siguiendo otro proceso…

Esto no sólo es importante porque somos profesionales que se gradúan de una prestigiosa Escuela de Negocios y que la expectativa que todos tienen de nosotros es que aportemos al músculo ejecutivo y profesional de la Republica Dominicana. Esto es importante porque atestigua que no se trató de formar mejores profesionales, ese no fue el objetivo. El objetivo era convertirnos en mejores personas; personas quienes se ganan la autoridad, no se les regala. Personas que inspiran el cambio al apuntar a la excelencia, la ética, la consistencia y el respeto, como máximas de vida; personas que no tienen que ofrecer explicaciones ni justificaciones de por qué habríamos de hacerlo de otra forma.

Esas nuevas personas que cada uno descubrimos que somos, y ese bosquejo de líderes que ya se ha forjado en nosotros, nos empujan a que hoy asumamos una gran responsabilidad. La responsabilidad que asumimos tiene que ver con la segunda gran lección que hoy quisiera compartir con ustedes. Y es la realización profunda de que dependemos del tiempo. El tiempo no es nuestro, se nos escapa si no somos cuidadosos, por lo que sólo si apostamos a usar nuestro tiempo para la construcción de discusiones, aprendizajes, vivencias, y relaciones enriquecedoras podremos lograr las metas que nos tracemos dentro y fuera de la empresa. Nuestro tiempo fue lo que sacrificamos al alejarnos de nuestras familias para enfrentar este reto de Barna, así que gracias a todos ustedes nuestros esposos, hijos, amigos y familiares, sabemos que ese tiempo no se recupera. Por eso se vuelve aún más importante que asumamos la responsabilidad de que, a partir de hoy, con el uso de nuestro tiempo continuaremos cosechando lo que aquí iniciamos, haciendo eco de los valores y filosofías que aquí aprendimos, habilitando foros y propiciando conversaciones entre nuestros allegados, colegas, comunidades, empresas, egresados pasados y futuros de esta institución. Sólo asumiendo estos compromisos podremos continuar siendo hoy, y siempre, Orgullo Barna.

#TransformaciónBarna #OrgulloBarna

(Ana Judith Alma)

Las frases Orgullo Barna y Transformación Barna durante este último mes, acompañadas de su hashtag, fueron las más utilizadas por todos nosotros al subir fotos en las redes sociales.

La transformación es el cambio interno que hemos sufrido, en el cual alcanzamos tres grandes hitos: El primero, tener Claridad de Objetivos, el segundo, agotar un proceso en   la Toma de Decisiones y el tercero, la importancia del Trabajo en Equipo.

 

  1. Claridad de Objetivos:

En primer lugar, sé que suena básico, eso de tener Claridad de Objetivo, pero luego de ver más de 200 casos de estudio, comprobamos que muchas veces falta, en las empresas y la vida personal de los directivos.

Definir el modelo de negocio, hacer una declaración de misión y visión que emerja de la convicción del equipo directivo, promover valores que sean coherentes con el accionar de la dirección, transmitir una cultura de manera deliberada que se convierta en el ADN de la empresa, y plasmar una estrategia a corto y mediano plazo que coordine a todos los departamentos de la organización, se han convertido en propósitos ineludibles.

En adición a esto, la Claridad de Objetivos abarca no solo a la empresa, sino a nosotros como individuos, que tenemos deseos y anhelos personales, motivaciones y proyectos de vida que no deben perderse ni obviarse en el desarrollo de una carrera profesional.  

 

  1. Toma de Decisiones:

En segundo lugar, nos hemos entrenado arduamente a tomar decisiones basadas en hechos y no en suposiciones; basadas en criterios predefinidos alineados con el norte que perseguimos; comprometidos a valorar alternativas y a acompañar nuestras decisiones de un plan de acción específico, medible, alcanzable, relevante y acotado en el tiempo.

Con esos elementos aprendidos y asumidos interiormente, las decisiones que tomamos hoy son más prudentes, valientes y coherentes.

 

  1. El Trabajo en Equipo:

El tercer gran logro de la #TransformaciónBarna es el Trabajo en Equipo.

En Barna, nos forzaron a ejecutar trabajos con personas que, de manera voluntaria, no hubiésemos elegido. Los resultados de estos ejercicios fueron invaluables, porque sirvieron de experiencia vivida de que el trabajo en equipo es siempre posible.  

Como individuos nos llevamos la disposición de abrir nuestro intelecto y corazón a lo que piensan y pueden aportar los demás.

#OrgulloBarna 

Para concluir, es el hashtag #OrgulloBarna el que usaría en este momento, si fuese a tomar una foto y subirla a las redes.

Cada uno de los graduandos, nos sentimos orgullos de nosotros mismos. Tomamos la decisión de iniciar este reto y hoy lo concluimos, después de grandes sacrificios. Estos dos años han sido la mejor inversión de nuestro tiempo. Que gran satisfacción y alegría sentimos ¡Amigos, lo logramos!

En adición, que orgullo sentimos, de habernos conocido. Ha sido una oportunidad de crear nuevas amistades, verdaderas amistades. ¡En nuestra fiesta de despedida, hace apenas un par de semanas, la frase más exclamada entre todos fue, LOS AMO! 

Por último, que orgullo inmenso sentimos de nuestro extraordinario e inmejorable equipo docente, que se entregaron a nosotros y nos dieron lecciones de vida. Ustedes, Ryan Larrauri, Oscar Calderon, Fernando Barrero, Pablo Amez, Carlos Martí, Santiago Bernal, Ignacio Santoni, Rodolfo Hollander, Eric Moreno y demás profesores invitados nacionales e internacionales, ustedes hacen que con mucho orgullo nosotros exclamemos ser ALUMNI BARNA.